• Carlota Leitão

Tartamudez - Estimulación Cerebral Non Invasiva. Centro de Tratamiento de la Tartamudez realiza estu


Estimulación cerebral no invasiva - una innovadora contribución en la terapia para la tartamudez

La interrupción de la fluencia verbal a través de bloqueos, repeticiones y/o prolongamientos, conocida como tartamudez, es una condición que alcanza aproximadamente el 1% de los adultos y el 5% de los niños. Esta perturbación de la fluencia, tan antigua como el hombre, no sólo limita la comunicación como puede tener un impacto muy negativo en la calidad de vida.

Avances en la comprensión de las bases neuronales de la Tartamudez

A pesar del avance en el conocimiento sobre la relación entre el cerebro y los trastornos del lenguaje, la etiología de la tartamudez no se entiende totalmente. Sin embargo, los últimos años han sido estimulantes, cada vez con más evidencias sobre las alteraciones anatómicas y funcionales que pueden explicar algunos de los síntomas observados en personas que tartamudean.

Algunas de las hipótesis más interesantes incluyen la relación entre la tartamudez y los cambios estructurales y funcionales del córtex frontal y/o sus relaciones anatómicas como los ganglios de la base-región del cerebro que ha sido objeto de un interés particular por parte de los investigadores en los últimos 10 años como una de las regiones más importantes para comprender mejor la dinámica de la tartamudez.

Con el avance de la ciencia y la tecnología, surge ahora la oportunidad de modelar la actividad de estas regiones frontales, con el objetivo de mejorar la tartamudez, a través de técnicas de estimulación cerebral no invasiva.

Una nueva opción terapéutica prometedora

En 2018, se realizaron investigaciones sobre la aplicación de estimulación transcraneal por corriente continua (tDCS) combinada con Logopedia, bien a través de la estimulación de la región frontal inferior izquierda (Chester, 2018), bien a través de la inhibición de la región homóloga contralateral (Yada et al. al 2018). Los resultados obtenidos fueron alentadores y los próximos pasos serán estudiar la posibilidad de modelar simultáneamente las dos regiones a través de tDCS y verificar el efecto sobre la fluencia del discurso.

Otra posibilidad es la de estudiar la importancia del trato oblicuo, que conecta el área motora suplementaria (AMS) con el córtex frontal inferior (OFI). Con base en el conocimiento actual, especialmente en la reducción de la activación del hemisferio izquierdo de las personas que tartamudean durante el habla (atribuida a la insuficiencia en la activación del área motora suplementaria izquierda), se plantea la hipótesis de que es posible reforzar la comunicación entre estas regiones ( AMS y OFI), sincronizándolas a través de estimulación transcraneal por corriente alternada (tACS).

En este sentido, el Centro de Tratamiento de Tartamudez (CTG) y la Clínica Neurovida van a realizar un estudio para definir el nivel de eficacia y la posible utilización de estimulación transcraneal con corrientes débiles en la terapia para la tartamudez.

#Tartamudez #CentroTratamientoTartamudez #Investigación #tDCS

© 2017 Centro Tratamento de Gaguez